viernes, 18 de septiembre de 2015

Autoretrete.





Los pies un alfombrado de errores,
La palabra una enredadera ,
El silencio un trance,
en ocasiones naufrago,
El tiempo en números rojos,
La mente siempre esclava del miedo.
La cabeza un campo de balas,
El corazón un Vesubio de sangre.

La luna balanceándose,
meguante o creciente,
Los latidos como cuchillas,
Las manos marchitas,
Las hojas secas,
El otoño en la mirada.
Las venas abiertas
apuntando al cielo.

El cielo al sur,
 siempre volando
 al sur del cuerpo.

La sangre insumisa
Los ojos como dátiles,
Y un manantial de culebras
atravesando las carnes.

Hija del desierto
y la noche,
Nieta de brujas,
Madre de contradicciones.

Y aún sin plumas,
Hermana de las aves.

Esta soy yo.
Esta no soy yo.

Aire, polvo

 y un diluvio de anocheceres.







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...